sábado, 16 de junio de 2012

Me borraron las ganas...



De pronto me borraron las ganas
 de creer en algo o en alguien.
Después de muchos desengaños, 
a lo largo de la vida, 
y de un largo período 
de relativa feliz soledad; 
comencé a creer, 
inicié una etapa nueva 
que parecía iba a ser muy buena.

Solamente parecía, 
pues no fue así. 
Y como dice el título: 
"Me borraron las ganas"
 y ya no tengo más palabras
 para continuar redactando
 este pseudo-poema...


Jorge Horacio Richino



No hay comentarios: