jueves, 31 de marzo de 2011

Poca gente interesada en la lectura, entre los navegantes de la Web.



Es muy factible, en la web,  que existan más personas con ansias de que su ediciones sean leídas a que ellas intenten la lectura de otros editores.
Es, quizá, algo común en estos tiempos donde la gente busca una manera de manifestarse públicamente y lo ha encontrado es este espacio de la comunicación, que es Internet.
Es realmente una pena que esto ocurra porque la red se poblará de sitios que tendrán, la mayoría, una baja frecuencia de visitas (hecho que decepcionará a los editores, como también influirá en los objetivos que persiguen las empresas que trabajan en el medio con el objetivo de lucrar a través de publicidades y otras formas de ingresos).
Se nota que es mayor la utilización de este lugar de comunicación para sitios que -muchas veces- suelen ser de poca relevancia cultural y rayanos con la mediocridad (según mi criterio).
Por último (para no abundar en detalles) quiero decir que hay que encontrar una solución a este desequilibrio, de alguna manera genuina, que promueva el aumento de lectores de espacios web con tendencia a ofrecer material de mayor capacidad didáctica.

Jorge Horacio Richino.
.

No hay comentarios: